Originario de Alicante. Pasión por el mar, obsesión por la tecnología y las capacidades de esta para potenciar el progreso humano. Desde entonces todo claro. Del bachillerato de ciencias a la universidad, pasando por las olimpiadas de física y soñando con lo bonito que quedaría mi título en la pared. Ingeniero superior de telecomunicaciones y, durante algunos años a la sombra, desarrollos de todo tipo: software de automatización, aplicaciones web, y móviles, implementaciones para videojuegos sobre mercado real… En definitiva, todo tipo de proyectos que dieran rienda suelta a mi imaginación y espíritu emprendedor. La carrera había terminado, ¿Y ahora qué?, preguntaría el joven estudiante. Pero no era mi caso. Yo quería orientar aquello que había aprendido durante años a impulsar la evolución humana cuyas relaciones se encontraban fuertemente ligadas a la economía y la política. Entender a mis congéneres siempre fue la asignatura pendiente de nuestro gremio. Ante un problema, una solución: Master in Business Administration (EOI). Excelente formación al humilde precio al que alguien como yo podía acceder. Personalidades brillantes cimentaron mi camino.
Directo a las cuatro torres de madrid. La consultoría de negocio tecnológico creció en mi interior. Nos habíamos convertido en mercenarios del futuro. Fuertes pasiones por la psicología de grupos nacieron en mí, relaciones entre agentes, modelización de culturas organizacionales y del comportamiento de la gente. Me convertí en un amante del mercado y un fanático de las aportaciones de la tecnología en estas áreas. Es por ello que pretendo compartir opiniones de actualidad relacionadas con estos temas, proyectados hacia la transformación digital que el mundo necesita y a la que espero contribuir.